Mathieu Martin fue visto por última vez en agosto pasado.

El joven mochilero francés fue visto por última vez el 8 de agosto del año 2018. Hay dos hermanos detenidos por el asesinato del ciudadano francés cuyo cuerpo aun no aparece.

Los fiscales penales Verónica Simesen y Pablo Rivero, informaron que en el marco de la investigación que sigue adelante por la desaparición del ciudadano francés Mathieu Martin, dispusieron que se realice una nueva incursión de búsqueda de sus restos en la zona de Puesto Huacaloma – Paraje Volcán Higueras, Iruya.

Las tareas estarán a cargo de personal de la División Homicidios y contará con la participación de perros entrenados en la búsqueda de restos humanos de la Policía Federal Argentina. También se contará con la colaboración de más de 20 efectivos de distintas áreas de la Policía de la Provincia.

La crónica policial indica que el 8 de agosto pasado el mochilero francés Mathieu Martin fue visto por última vez en la localidad jujeña de Tilcara. Desde ese momento las fuerzas policiales de Salta y Jujuy desplegaron una intensa búsqueda, que cinco meses después no arrojó resultados.

En diciembre pasado, el fiscal penal Ramiro Ramos Ossorio imputó a dos hermanos (de 39 y 41 años) por el homicidio de Mathieu Martin. De lo relevado entonces, se pudo conocer que un testigo manifestó haber visto y dialogado con una persona de fisonomía y características físicas similares a la de Mathieu Martin en el paraje San Isidro y que éste le habría preguntado cómo llegar a Orán bordeando el río. Contando con dicha información, se logró hacer una cronología completa y el itinerario por donde el turista se habría desplazado. Allí los entrevistados recordaban haberlo visto y conocer que estuvo en el paraje Huacaloma del departamento Iruya.

“Al realizar las tareas de búsqueda en la zona, se entrevistaron con la hermana de los imputados, quien los vinculó con la desaparición de Martin. Es así que el fiscal considera que con todo lo investigado, se pudo determinar que Mathieu Martin habría arribado a la zona donde residen los hermanos Cuevas en procura de ubicación del sendero correcto para dirigirse a la ciudad de Orán, oportunidad en que los acusados, de forma imprevista, lo habrían atacado y procedido a deshacerse del cuerpo aprovechando las características topográficas de la zona”, enfatizó el portal de los Fiscales Penales en diciembre pasado. Entonces, Juan Cuevas prestó declaración, mientras que su hermano se abstuvo de hacerlo. En sus dichos, el primero reconoció haber visto y tomado contacto con el desaparecido, pero dijo que luego se marchó y desconoce su paradero.

A siete meses de aquellos hechos, la fiscalía dispuso ahora que se realice una nueva incursión en búsqueda de los posibles restos del turista francés.