La pretendida presencia de Macri en la procesión genera reacciones. El presbítero Raúl Méndez le pidió resolver los problemas en los que embarcó al país y «no empañar la fiesta salteña».

Lo que empezó como un rumor, luego se fue confirmando: el presidente Macri pretende participar de la procesión del Milagro. La noticia preocupó a más de un político embarcado en una lucha electoral en la que Macri tira para abajo: el gobernador Urtubey que no desea que su última procesión como gobernador lo halle junto al presidente de enorme impopularidad; el intendente Sáenz que hace malabares para despegarse de la figura a la que halagó durante años; el exsenador Juan Carlos Romero que busca renovar su banca en la lista del presidente al que, sin embargo, busca evitar; y algunas figuras menores.

No obstante, todos los mencionados fueron prudentes con sus declaraciones o se llamaron al silencio. Quien actuó de manera distinta es el presbítero Raúl Méndez quién le pidió al presidente que no venga a la mayor fiesta religiosa de la provincia. Es más, la calificó como una “visita inoportuna” y dijo también que en “estas circunstancias su presencia será una provocación, que provocará la lógica reacción”, según consigna diario El Tribuno. Y sin cuidado por la investidura presidencial, fue más allá y dijo que “su presencia va a empañar la fiesta de los salteños”. “Lo más razonable es que suspenda semejante previsión y nos deje tranquilos”. “Más bien que se ocupe de resolver los graves problemas en que embarcó al país”, se animó a aconsejarle al presidente.

Por su parte, la emisora del diputado nacional del PRO –Martín Grande– aclaró ante las versiones que el mandatario llegaría a la Provincia para participar de la misa del tercer día del Triduo, a las 10 de la mañana, y almorzaría en la provincia y luego regresaría a Buenos Aires, descartando que el mandatario participe de la procesión prevista para la tarde.

La misma emisora aseguró que del almuerzo participaría el gobernador Juan Manuel Urtubey y el intendente Gustavo Sáenz, junto a otros dirigentes de la provincia. Otros medios aseguran que tras el almuerzo, el presidente se dirigiría a San Salvador de Jujuy para inaugurar una planta potabilizadora el día lunes.