Poesía y Novela, además de una de las categorías del premio para literatura infanto-juvenil obtuvieron galardones. El resto fueron declaradas desiertas.

Como todos los años, desde Cultura de la Provincia, anunciaron a las obras ganadoras del Concurso Literario Provincial. Que entre los premios otorga, además de diplomas, la publicación de libros a quienes obtengan el galardón oficial.

Para la edición 2019, el mes de mayo tuvo como fecha límite la entrega de trabajos. El concurso se extendía a 5 categorías: Poesía, Novela, Cuento, Ensayo y Texto Teatral. En tanto que para literatura Infanto-Juvenil (Premio Oscar Montenegro), había otras 4: Cuento, Poesía, Novela, Libro Álbum y Texto Teatral.

La sorpresa de este año estuvo en la cantidad de premios que se declararon desiertos, y no porque carecieran de obras presentadas, sino porque el jurado no halló los méritos necesarios como para darles el premio.

Sólo resultaron recompensadas obras en las categorías Novela: “La rebelión de Nuna” de Inés Brandán Valy; y Poesía: “Código de barras” de Horacio Ligoule. En tanto que el premio de Literatura Infanto-Juvenil casi que se queda desierto en su totalidad, salvo por la premiación de Poesía: “Caballito de escarcha” de Hugo Francisco Rivella. El resto de las categorías se declararon desiertas.

Jurado y obras presentadas

El Jurado estuvo integrado por la profesora Raquel Espinosa, la doctora Irene López y la profesora Silvia Castillo. Examinaron una totalidad de 3 obras en Novela; 11 en Poesía;  7 en Cuento; 1 en Texto Teatral; y 2 en Ensayo. Fueron precisamente estas tres últimas categorías las que se declararon desiertas.

Para el Premio “Oscar Montenegro” fueron jurados Fernanda Agüero, Carlos Müller y Fabio Pérez Paz, todos escritores locales de trayectoria reconocida. Este fue el caso donde menos obras fueron presentadas, con un total de 6 en 3 categorías, de las cuales dos se declararon desiertas: Cuento y Novela. En tanto que no se presentaron obras para las categorías Texto Teatral y Libro Álbum.