El legislador del PRO confesó que usó información confidencial para advertirle al empresario que la prisión era su destino inexorable. Advirtió también que «si el municipio se porta bien” con el poder, la justicia provincial cajoneará la causa.

En un audio difundido hoy por FM Aries, el actual diputado nacional por Salta del PRO habló con algunos colegas sobre la impresión que le genera la causa que involucra a empresarios, funcionarios municipales y provinciales que conformaban una supuesta asociación ilícita para evadir impuestos y facturar ilegalmente en perjuicio del Estado. El fuerte impacto que generó la misma, provocó la internación del intendente municipal el día en que el empresario Matías Huergo – titular de dos empresas involucradas – fue detenido por la Policía Federal. Sobre la situación de éste último, se refirió Martín Grande.

“Vengo de pasar frente de la guardia que hay en la Justicia Federal. Yo fui amigo de Matías Huergo muchos años. Para mi es algo doloroso verlo en esta situación: ver tanta gente escrachándolo con una foto. Yo lo entrevisté en febrero a Matías y en privado. Le dije que esto iba a pasar, que era el único salame de este gran sanguchote”. Ahí nomás un colega le consultó si él – por Martín Grande – había hablado de este tema puntual. “Por supuesto”, respondió el legislador nacional quien precisó lo siguiente: “yo no me borro de los amigos, aunque estén en problemas judiciales y si están en problemas judiciales que la paguen, pero por lo menos le doy mi opinión. Le dije que iba a ir preso. En febrero se lo adelanté por lo que yo había leído. Esta era una cuestión que nosotros estábamos siguiendo de cerca y teníamos información al respecto. Empezamos con la misma zamba que ya conocemos, perdón: ´La chacarera de la injusticia´ de mi amigo Leguizamón. Acá todo lo que vaya para la justicia provincial, acordate que si se portan bien en la municipalidad no van a pasar”, finalizó el legislador.

La última de las advertencias reviste una enorme gravedad, sobre todo teniendo en cuenta que el flamante Procurador General de la Provincia – el recién asumido Abel Cornejo – es quien debería comandar la investigación por la presunta asociación ilícita de la que formaba parte Huergo quien posó en su casamiento con el propio Martín Grande y el propio Abel Cornejo.

Matías Huergo posó en su casamiento junto a Martín Grande, Abel Cornejo y Matías Cánepa.