Vilca perdió la interna en la categoría intendente; el segundo se impuso en el espacio de Gustavo Saenz como candidato a diputado. Ahora se muestran juntos y Jarsún podría lograr que su lista se quede con los dos diputados de Rosario de Lerma.

El domingo pasado fue un día negro para el diputado provincial Mario Vilca que había optado por candidatearse para intendente en el Frente que encabezaba Sergio “Oso” Leavy. Sacó casi 3000 votos, pero no le alcanzó. Su rival Enrique Martínez se impuso y Vilca se quedará sin banca en la legislatura y sin la posibilidad de disputar la intendencia.

Hoy volvió a ser noticia cuando una foto y un posteo en las redes sociales lo mostro con el actual intendente de Rosario de Lerma Ignacio Jarsún, quien decidió no buscar su reelección en ese municipio y candidatearse a diputado provincial con el compromiso de impulsar una reforma constitucional que acaba con las reelecciones indefinidas.

“Como diputado provincial por todo el departamento de Rosario de Lerma, me reuní con Ignacio Jarsun para informarle debidamente sobre los proyectos de ley de mi autoría en curso de aprobación”, posteo el legislador adjuntando al escrito la lista de proyectos presentados en la legislatura provincial a la que ingreso en el noviembre del 2015 y que dejara en noviembre próximo.

Jarsún se mostró satisfecho. No sólo porque ha hecho del dialogo con propios y extraños una bandera; sino también porque sus buenos números en las PASO del domingo pasado le despertaron expectativas para que su lista se quede con las dos bancas del departamento de Rosario de Lerma. El aporte que le puede hacer Vilca es importante para concretar ese objetivo.

Vilca, además, parece ser otro de los dirigentes del Frente de Todos que ante el contundente triunfo de Gustavo Sáenz el domingo pasado, no tendría muchos complejos para migrar de un espacio a otro. Cómo otros migrantes, empiezan a argumentar que el jefe comunal capitalino no es macrista y que su ausencia del acto presidido ayer por Macri lo confirmaría.