Verónica Figueroa, ministra de Desarrollo Social de la provincia.

El diputado de San Martín, Franco Hernández aseguró que hace un año que la zona no tiene «políticas serias».

En la sesión de este martes de la Cámara de Diputados, el representante del departamento San Martín, Franco Hernández, repudió el accionar del gobierno de la provincia en el norte. Hizo hincapié en la ministra de Desarrollo Social, Verónica Figueroa, a quien calificó como «ausente» en la zona.

Municipalidad de Salta

El diputado hizo referencia a la marcha de las comunidades que partió este lunes desde Santa Victoria Este hacia la capital de la provincia. Una movilización a pie de miembros de pueblos originarios que llegará a nuestra ciudad a fines de noviembre. «Caciques, hombres y mujeres que van a pelear por sus derechos, para tener una reunión con el gobernador y el Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia», dijo Hernández.

El diputado aclaró que las comunidades «están pidiendo una inmediata mesa de diálogo porque el ministerio a cargo de la ministra Figueroa está ausente».

«Hace doce meses que no hay políticas serias y (desde el gobierno provincial) están incumpliendo un tratado internacional. La Convención 169 de la Organización Internacional del Trabajo manifiesta que es obligación de los estados realizar todas las programaciones de políticas públicas con intervención necesaria de los pueblos indígenas», aseguró.

«Cómo puede ser que estén marchando desde el norte de la provincia para tener diálogo y tener una mesa intercultural que respete sus valores, sus culturas, sus creencias, sus prácticas, para poder salvar la vida de sus niños, cuando debería estar el gabinete ahí. Cuando debió estar durante todo el año la ministra Figueroa, para poder prever lo que se viene ahora en las épocas de verano, con los graves problemas que tenemos de desnutrición, falta de agua y consumo de agua que no esta en condiciones», agregó Hernández.

Te puede interesar: 

«Ante la ausencia de políticas reales» | Pueblos originarios marchan a la ciudad de Salta y exigen diálogo con el Gobierno