Una asociación proteccionista apeló a la justicia. Piden la cancelación de la fiesta para evitar el sufrimiento de los animales que participan en ella.

La asociación proteccionista Sin Estribo fue la que presentó la denuncia ante la justicia. Según detallaron la práctica realizada en el Jesús María viola la ley penal 14.346 de maltrato animal.

Marina Garrido, abogada activista, explicó a MinutoUno: “La ley en su artículo 13 inciso 8 considera actos de crueldad realizar actos públicos o privados como corridas de toros, novilladas y parodias en que se mate, hiera u hostilice a los animales. La jineteada encuadra en este tipo penal porque es una parodia donde se mata -a veces mueren los caballos- se hiere y hostiliza a estos animales”.

Además Garrido detalló que todo es una parodia, pues “el caballo es manso y esa reacción no es natural. Toda esa respuesta violenta -entre comillas- del caballo es una respuesta a que se lo está hostilizando con las espuelas y unas serie de movimientos, gritos y latigazos que le da el jinete”.

De todas maneras en Córdoba las jineteadas están amparadas por la ley 8.952, donde se las define como un deporte de interés provincial. A pesar de ello, proteccionistas de aquella provincia consideran que deben ser prohibidas. Argumentan que son varios los casos de animales fallecidos durante estas prácticas.