El caso de la maestra de un paraje asaltada brutalmente da cuenta del abandono estatal

María Esther Coca (Foto: Fm Profesional)

La docente fue golpeada y casi abusada durante la noche en la escuela. Sucedió en el Paraje Campo Largo, Tartagal. El delincuente fue capturado luego por la policía boliviana.

María Esther Coca es maestra de la escuela del Paraje Campo Largo. A donde regresó a descansar tras haber participado en las festividades por San Cayetano.

“Estaba durmiendo y me desperté con una persona ahorcándome. No lo podía creer. Me ahorcaba y me decía no grites o te mato”, relató la mujer al programa televisivo 53G.

El agresor era un joven, quien en su intento de asalto maltrató durante una hora a la docente. Le propinó golpes de puño y pie, incluso intentó violarla, pero los ruegos de María Esther lograron que desistiera de hacerlo.

Una vez el ladrón había escapado con el botín, la maestra fue socorrida por sus colegas, quienes llegaron al lugar. Pero ahí no terminó el calvario de María Esther. Todavía le faltaba recorrer toda la burocracia institucional de la que luego se quejó ampliamente.

La directora de la escuela denunció que la enfermería del paraje no contaba con los recursos para asistirla, además la ambulancia tardó horas en llegar. Al final tuvo que ser asistida en Tartagal a la mañana siguiente.

“Alguien está fallando, el Gobierno de la Provincia es quien debe proveer de recursos médicos y de proveer seguridad”, aseguró la docente.

Según informa FM Profesional, policías bolivianos capturaron al delincuente, mientras que sus colegas salteños recién tomaron intervención en el caso a las siete de la mañana.