El presidente se despachó furioso por el paro de actividades del gremio Aeronavegantes y cuestionó a la línea de bandera.

“No es justo que el 95% de las personas que no usan aviones tengan que pagar para que Aerolíneas (Argentinas) funcione”. La frase pertenece a Mauricio Macri y resonó en las oficinas del Ministerio de Transporte en medio del paro gremial de los pilotos argentinos de esta mañana.

Los gremios reclaman el pago de la cláusula gatillo de sus salarios acordados en paritarias. Aseguran que la medida de fuerza, que repercutió en todo el país, tiene que ver con la escalada inflacionaria que se vive en el país y que provoca la pérdida del poder adquisitivo.

Tras la inauguración de un hotel en la localidad de Pilar, el Jefe de Estado aprovechó la ocasión para cuestionar la inversión estatal en la línea de bandera. “Les pido a los gremios de Aerolíneas que se sienten con las autoridades y trabajemos juntos para que lo antes posible, meses o algún año más, Aerolíneas pueda volar sin pedirle plata al estado nacional”, apuntó.

Desde Cambiemos sostienen la actividad privada por sobre la estatal. “La mayoría de las líneas aéreas que funcionan en el mundo no requieren que los ciudadanos de esos países pongan plata todos los meses”, dijo Macri hoy.

Puede que haya sido un mensaje para los gremios estatales que reclaman la reapertura de paritarias o que sea el inicio de la privatización de la línea estatal. Lo cierto es que la apertura aerocomercial del Gobierno Nacional a las low cost arrastra repercusiones.