Lucha por la educación pública | Con universidades tomadas en todo el país, los docentes y estudiantes salteños marchan desde las 11

Foto: El Tribuno.

En Salta se partirá desde el Monumento 20 de Febrero hasta la Plaza 9 de Julio.

Los docentes universitarios de todo el país se preparan para dar una nueva muestra de fuerza ante el ajuste que pretende el gobierno de Mauricio Macri con una marcha nacional en defensa de la educación pública. En Salta se realizará una movilización que promete ser importante.

A las 10 de la mañana comenzará la concentración en el Monumento 20 de Febrero. A las 11 está previsto que comience la movilización, que bajará por Sarmiento, hasta Entre Ríos, luego hasta la Legislatura, bajando por Mitre. Una vez allí, la marcha seguirá hasta Belgrano, donde avanzará hasta Deán Funes, bajará hasta Urquiza, Buenos Aires, pasando por el ex Rectorado de la UNSa, y finalmente la Plaza 9 de Julio, donde se realizará un acto en el mástil frente al Cabildo, aproximadamente a las 12.45.

La movilización se da en un contexto cada vez más endurecido de lucha docente. Anoche se decidió en asamblea de estudiantes de la Facultad de Humanidades la toma del Rectorado de la UNSa, que se pone a tono con las casi treinta tomas en distintas facultades del país.

Foto: Pablo Yapura – El Tribuno.

En un comunicado, los estudiantes de la UNSa aseguraron que la toma del rectorado es «por el triunfo de la lucha docente y en defensa de la educacion pública».

«El gobierno de Mauricio Macri intenta avanzar en una provocación hacia el conjunto de la docencia universitaria con una propuesta salarial del 15% en partes, cuando la proyección inflacionaria en términos anuales va a superar ampliamente el 30%. Es decir, busca imponerle una derrota a los docentes que han respondido con una huelga general que ya ha entrado en su cuarta semana«, expresa el texto. «Esta provocación se enmarca dentro de un ataque más general hacia la educación pública. Que se expresa en un recorte del presupuesto destinado a: infraestructura, investigación, becas, comedores. Dichos recortes ponen en cuestion el funcionamiento de la propia universidad», agrega. «A esto, el gobierno lo hace en complicidad con los rectores de las Universidades nacionales, mandatados por el FMI, que buscan aplicar políticas de vaciamiento hacia la educación, salud y al conjunto de los trabajadores«, insiste.

La asamblea abierta de Humanidades votó impulsar jornadas de clases públicas, contra la reforma del estatuto del rector Fernández y por la ponderación del voto estudiantil, entre otras medidas.