Los plantines fuera de la tierra (Foto: Prensa Policía de Salta)

Entre otros “procedimientos” de lucha contra la venta al menudeo, prensa de la institución informa sobre este verde secuestro. (Armando Flores)

No es la primera vez que Prensa de la Policía de Salta presenta un caso de persecución a cultivadores como parte de la lucha contra el microtráfico. Tampoco es la primera vez que el secuestro consta de plantas en estado de crecimiento, como el caso de estos “16 plantines de cannabis sativa” según puede constatarse por las imágenes que acompañan la noticia en cuestión.

La noticia no especifica dónde fueron incautados, sólo se habla de “tareas investigativas y de patrullajes preventivo en las localidades Tartagal, Salvador Mazza y barrio Miguel Ortiz de nuestra ciudad”. El saldo fue la detención de cuatro jóvenes, entre ellos dos menores, quedaron a disposición de las Fiscalías Penales correspondientes a cada zona y Juzgado de Menores N° 3.

En esos tres escenarios, además de las plantas, secuestraron “pasta base de cocaína”, aunque no se especifica la cantidad, sólo se mencionan 2500 dosis.

Prensa local

La prensa tartagalense no tardó en hacerse eco del caso, y al parecer, los plantines eran de Salvador Mazza.

Los plantines a la sombra de un árbol. Así los halló la policía (Foto: Prensa Policía de Salta)

Según informa FM Alba, el secuestro fue “resultado de una investigación personal de la División de Drogas Peligrosas del Sector 43”, quienes durante la tarde del miércoles 7 de noviembre allanaron un domicilio por orden del Juzgado de Garantías 1.

Lo inverosímil del caso llega a la hora de arrojar cifras del peso, pues aseguran que los policías “incautaron 16 plantines de marihuana con un peso de 1.037 gramos. Lo secuestrado fue remitido a la Fiscalía Penal de Salvador Mazza”.

Poco más de 1 kg por 16 plantines, una cifra que parece un poco abultada si se analizan las fotografías que incluso comparte el medio tartagalense.

Dato importante

Todo cultivador de cannabis sabe al menos un par de cosas. Primero, las plantas en estado de crecimiento no sirven para uso recreativo o psicoactivo. Segundo, el peso de la cosecha (cogollos, flores hembra) sólo puede pesarse una vez ésta ha secado. La planta, al salir de la tierra, pierde humedad y por ende peso.