Foto: Página 12.

Legisladores nacionales salteños del Frente de Todos se pusieron a disposición del ministro de Desarrollo Social nacional para avanzar en la implementación del plan en Salta. Buscan que ferias y mercados populares se sumen a la tarjeta Alimentar.

El objetivo es simple de verbalizar: que parte de los 300 300 millones de pesos mensuales que se repartirán entre 65 mil tarjetas Alimentar en Salta también llegue a los sectores de la economía popular como feriantes, productores de la agricultura familiar y pequeños comercios. Para que eso sea posible es necesario que se formalicen y pueda acceder al cobro online con posnet, de esta manera quienes tienen las tarjetas pueden comprarles sus productos y no se limitan solo a la opción de supermercados o grandes comercios.

Ante esto el ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, se reunió con los legisladores nacionales, a quienes les encomendó la tarea de trabajar con estas cooperativas y sectores para que en el menor plazo posible logren acceder a ese sistema de cobro. En la reunión también se encontraban Pamela Ares que será la articuladora para Salta del Plan, y Gonzalo Quilodrán, referente de la Jefatura de Gabinete de la Nación.

“En total serán alrededor de 180 mil personas los beneficiados por este primer paso del Plan Nacional Argentina contra el Hambre, pero el objetivo es que los beneficios no se limiten a quienes reciben la tarjeta únicamente, sino que también lleguen a los que producen a baja escala, que a su vez al no tener tantos intermediarios ofrecen precios más baratos que las grandes cadenas de supermercados, pero es necesario que esos pequeños productores y comerciantes puedan realizar el cobro con tarjeta, y a eso apuntó uno de los temas que conversamos con el ministro”, explicó el diputado nacional Lucas Godoy a la sección local del diario Página 12.

Otro de los puntos tratados en la reunión es la delicada situación de un 20% de beneficiarios en el NOA que no tiene posibilidad de utilizar la tarjeta por habitar parajes alejados o por falta de condiciones técnicas para que los comercios puedan tener cobro electrónico, en esos casos la ayuda llegará mediante módulos alimentarios por un valor equivalente al que les corresponde cobrar. También resaltó que habrá un seguimiento a los beneficiarios para detectar cuales son los alimentos que más consumen y colaborar con ellos para avanzar en una dieta que sea sana y nutritiva.

El convenio que habilitará la distribución en Salta será el 16 de enero, con la presencia del ministro Arroyo, a partir de ahí cada tercer viernes del mes quienes reciban las tarjetas tendrán acreditados entre $4000 y $6000, que en una primera etapa será para madres y padres que cobran la Asignación Universal por Hijo (AUH) con menores de hasta 6 años de edad a cargo, embarazadas a partir de los tres meses de gestación y personas con discapacidad que también tienen la AUH.