El flamante diputado nacional electo por el Frente de Todos fue el más votado en la disputa por escaños en esa cámara. Destacó la importancia que tendrá el trabajo legislativo para “la enorme tarea de recuperar la vida para las mayorías populares”.

Lucas Godoy fue el candidato a diputado nacional más votado y asumirá como legislador nacional en diciembre próximo. Consultado sobre si hace un año se imaginaba tal escenario, Godoy respondió que “no, la verdad que no, pero sí estábamos laburando ya en ese momento por un peronismo unido. Y no sólo peronismo, sino también lo que podríamos llamar las fuerzas populares”.

En cuanto a los resultados del domingo, pero sobretodo lo que se avecina luego de que se consume el recambio de gobierno, contó: “Lo viví con mucha alegría, con mucha expectativa y también con mucha esperanza. Voy a formar parte de un proyecto político que va a tener la enorme tarea de recuperar la vida para las mayorías populares”.

Más allá de su estricta pertenencia política, como legislador por Salta, opinó que “es una cuestión bien difícil [generar políticas desde el Poder Legislativo], pero me parece que hay que hacer el intento. No se ha intentado mucho hacer una agenda del NOA y el NEA”. Esas regiones, conjuntamente tienen más de un tercio de representatividad en el Congreso, según subrayó Godoy, aunque rechazó la idea de crear un bloque de legisladores regionales que actúen mancomunadamente en todas las discusiones.

“Ideológicamente no comparto con legisladores de Cambiemos, pero sí podemos compartir que hay necesidades puntuales de la región como, por ejemplo, rehacer la ruta nacional 9/34”, detalló el todavía diputado provincial.

En cuanto al rol de legislador nacional, Godoy reflexionó: “Tenemos que hacer esfuerzos, estudiar mucho y trabajar aun más, en el camino pueden salir las cosas bien o mal, pero hay que estudiar y trabajar. En particular, he estudiado derecho parlamentario, pero la práctica es distinto a lo teórico”. En esa línea, señaló que “hay un montón de cosas que faltan, hay un montón de cosas por hacer [en el Congreso de la Nación]. Por eso el ejercicio parlamentario requiere de un diálogo constante”.