Lucas Godoy: “Que las provincias costeen tarifas sociales es otro eslabón de la cadena de injusticias que sufre Salta”

Foto: Prensa Cámara de Diputados de Salta.

El legislador provincial comparó la propuesta de Macri con las políticas de los 90. Dio datos sobre los salteños que gozan de la tarifa social y recordó que el usuario local paga más que los argentinos de varias regiones, quienes gozan de mayores ingresos.

CUARTO se comunicó con el legislador provincial Lucas Godoy para saber su opinión sobre la propuesta de la Casa Rosada de la que todos hablan: transferir a las provincias (vía reducción de impuestos) el costo de al menos el 50% de las tarifas sociales como una forma de atenuar el impacto que los argentinos sufren por los tarifazos en los servicios públicos.

Lo primero que enfatizó el diputado peronista por la capital salteña es que la propuesta reedita una política bien noventista al recordar “cuando el entonces presidente Carlos Menem transfirió a las provincias la obligación de garantizar salud, educación y seguridad». «Ahora por razones también financieras el gobierno nacional quiere ahorrar quitando los subsidios que provocan tarifazos brutales. Por si todo eso fuera poco pretende que las tarifas sociales – que subsanan en parte la situación de los sectores más vulnerables – sean costeadas por la provincia reduciendo impuestos lo que provoca más desfinanciamiento de los Estados provinciales que ya reciben menos porque este mismo gobierno redujo las retenciones a la soja, a la minería y si hacemos memoria hasta le condono deudas a las empresas energéticas por 19.000 millones de pesos en el año 2016”, explicó.

Consultado sobre si sabía a cuántos salteños podía afectar la medida que impulsa el gobierno nacional, el diputado precisó lo siguiente: “Tengo los datos frescos de la audiencia pública realizada en el 2016 cuando el ministro Aranguren se hizo famoso por el tarifazo en el servicio de gas que ahora también se incrementará. Aquel año habían en Salta casi 165.000 usuarios conectados a la red de gas natural y de ese total 53.800 casas salteñas gozaban de ese beneficio”, preciso Godoy quien enfatizó que esos salteños son los que se verán perjudicados por la medida que impulsa la nación a la que calificó como “un eslabón más en la cadena de injusticias que sufren los salteños, porque ese beneficio está lejos de ser un privilegio sino una forma de atenuar la injusticia que ya vivimos”.

A la hora de desarrollar la idea dijo lo siguiente: “El país fue dividido en regiones geográficas siguiendo criterios climáticos. Salta y otras provincias del NOA fueron catalogadas como cálidas y por ello deben consumir menos metros3 de gas para mantener sus categorías y así evitar pagar un precio mayor por el recurso. No obstante ello, nosotros pagamos más que un porteño o que un habitante de la región cuyana, del litoral o uno de la región pampeana. Y eso es injusto por varias razones: primero porque clasificar a toda la provincia como un territorio cálido es un tremendo error porque tenemos 14 tipos de climas y en varios de ellos, en el otoño y el invierno, las temperaturas nocturnas son similares a los de muchos lugares del sur del país. Es más, un documento publicado por el ministerio de Aranguren en el 2016 muestran que al menos durante julio, gran parte de la provincia de Salta posee temperaturas inferiores o iguales a las de muchas provincias cuya categorización les permite al residente de esos distritos a pagar menos que el salteño por vivir en localidades donde hace frío. En segundo lugar, debemos recordar que lamentablemente los salteños cuentan con un ingreso promedio que es un 27% menor al de la media nacional y que es superada en más de un 100% en provincias patagónicas como Neuquén o Santa Cruz”, finalizó.