Los sospechosos de siempre | Denuncian a fiscal salteño por pedir una coima de 3 millones para liberar a un reo

El fiscal penal de Salvador Mazza, Armando Cazón, es el denunciado. Wuisthon Díaz, joven oriundo de Venezuela, el denunciante.

Este último relató al canal de noticias de Tartagal – Videotar – que hace un mes y medio salió absuelto de dos causas en las que estaba imputado. “Yo las hago pública porque quiero limpiar primeramente mi nombre y que no se continúe haciendo este tipo de atropellos, no solo en contra de personas extranjeras, sino en contra de las mismas personas de este país”, dijo.

En este sentido, recordó que hace un año y medio, lo acusaron de privación ilegítima de la libertad luego que se fuera del país con su ex pareja, una menor de 17 años de Aguaray. “Nos fuimos por el maltrato que ella tenía dentro del seno de su familia y regresamos después voluntariamente. Yo acepto que fue un error, no tuvimos el asesoramiento para no mandarnos el moco, pero lo hicimos. Después regresamos, para que se aclarara, yo me puse incluso al orden de la justicia”, expresó.

Díaz aseguró que cuando se presentó en la justicia, el fiscal Cazón le dijo que su abogado iba a ser Rambert Ríos. Luego de un tiempo, le pidió la suma de 3 millones de pesos, dinero que supuestamente le reclamaba la madre de su ex pareja. “Acá el que corta el queso soy yo me decía siempre. Tengo una conversación en la que me dice que el doctor Rambert Ríos era quien iba a ir a explicarme lo de los 3 millones en la Comisaría 45. Yo solamente le seguí el juego, para ver hasta dónde iba a llegar todo eso,” detalló.

Asimismo, agregó que denunció a Rambert Ríos, a quien le había entregado 2 autos en garantía, por abandono de persona y llegó a las audiencias con un defensor oficial. “Se negó a ir al juicio en septiembre, porque decía que no lo habían notificado de que el Asesor de Menores e Incapaces iba a estar presente y suspendió la audiencia. Después de eso, comenzó a dilatar, a excusar. Pero un día antes estaba ofreciendo un juicio abreviado de 3 años, para que yo se lo firmara. Cuando voy a juicio, fui con defensor oficial y fui absuelto. No pagué el dinero”, manifestó.

Además, indicó que le parecía extraño que iban pasando los meses, tenían preacuerdos de juicios firmados y ninguno se dio. “Otros detenidos me decían esto es raro, nunca habíamos visto algo como esto. Me tuvieron encerrado en una celda de 3 x 3 en manos de los custodios, para que no me comunicara con la prensa, para que no sacara audios para denunciar lo que me estaba pasando, el atropello constante que había hacia mi persona. No me permitían visitas, ni siquiera el ingreso de los alimentos y de los artículos de higiene personal que a mi familia le costaba tanto hacérmelos llegar”. Díaz dijo que lo que desea es por lo menos “la destitución de este hombre”.

“Wuisthon Díaz también está involucrado en el extraño robo de dos camionetas en Tartagal, que ocurrió el mes pasado durante la venta de las mismas. En el momento en que vendedor y comprador estaban por efectuar la transacción, ingresaron 5 personas armadas, los hicieron tirarse al suelo con amenazas y se llevaron los dos vehículos, unas camionetas Toyota Hilux 4 x4. En este caso, él era el comprador, aunque detalló que eran 4 camionetas no 2 y confirmó que en el robo también se llevaron una mochila con 100 mil dólares de su propiedad. Luego del hecho, hubo denuncias cruzadas con el vendedor” advirtió el sitio InformateSalta que se hizo eco de la denuncia.