El caso de una niña secuestrada puso en la palestra un tema recurrentemente obviado. En el país hay más de 21 millones de personas viviendo en la pobreza 8,5 millones de ellos eran menores.

En los pasados días el caso de una niña que vivía en situación de calle y fue secuestrada estuvo en todos los medios. Todos los noticieros replicaron esta situación. La alarma llegó a las redes y todos hablaban de la nena secuestrada. Hoy fue recuperada de su captor que permanece detenido.

Municipalidad de Salta

Algunos medios hicieron foco en la situación estructural que rodea la existencia de esta niña y muchos otros menores en Argentina. En ellos se retomaron datos sobre la pobreza en el país. Si bien no están totalmente actualizados, dan un indicador de lo que sucede actualmente.

Minuto Uno, por ejemplo, reporta que días atrás señalaron desde la Comisión Económica para América Latina (Cepal): «No se observaba este nivel de indigencia desde hacía 20 años». Ello tras analizar el impacto económico y social de la pandemia en la región. La tasa de pobreza llegó al 33,7% en en 2020 mientras que la pobreza extrema o indigencia subió al 12,5% «niveles que no se han observado en los últimos 12 y 20 años, respectivamente mientras se espera que la mayoría de los países experimentarán un deterioro distributivo» advirtió la Cepal. Argentina se ubicó en ese mismo informe como el sexto país más pobre de la región con 38,8% de su población por debajo de la línea de la pobreza y 8,1% en la indigencia.

De acuerdo con el último dato del INDEC, el 40,9% de los argentinos vivía bajo la línea de la pobreza en el primer semestre de 2020. Sin embargo si se toma como referencia la medición «multidimensional» de la pobreza (y ya no solo la pobreza por ingresos) en el primer semestre del año pasado afectaba al 47% de la población, es decir 21 millones de personas, 8,5 millones de ellos eran niños, niñas y adolescentes.

Sin embargo, de acuerdo con el último informe de pobreza multidimensional publicado por el Sistema de Información, Evaluación y Monitoreo de Programas Sociales, que depende de la Presidencia de la Nación, entre los hogares con niños, niñas y adolescentes de hasta 17 años, la pobreza multidimensional alcanzaba hace un año al 49,4%. Y a la hora de ver la segmentación por edad de la población se evidencia que la incidencia de la pobreza disminuye con la edad siendo así los más afectados los niños, niñas y adolescentes.

Por rango etario la pobreza multidimensional en niños de hasta 3 años llegaba al 58,2% en el primer semestre de 2020 y se iba reduciendo a medida que se sube en la franja etaria. Entre 4 y 17 años el porcentaje alcanzaba al 54,2% y entre los 18 y los 64 años bajaba al 47,7 por ciento. El rango más bajo de pobreza multidimensional se encontraba en los mayores de 65 años.