Los Gardel: los premios que se guían por lo exitoso e ignoran la actualidad de la música argentina

Los nominados para la edición 2018 demuestran que quienes votan no escuchan lo que sucede fuera del circuito ultra comercial.

Se conocieron los nominados a los Premios Gardel 2018, que entrega la Cámara Argentina de Productores Industriales de Fonogramas (CAPIF). Como suele suceder, este galardón le da visibilidad y espacio a propuestas súper consolidadas y nomina a artistas que, en muchos casos, ni siquiera formarían parte de la encuesta anual de un periódico.

En los Gardel, los nominados siempre son los artistas que más dinero hacen ganar a la industria. Nunca los que presentan propuestas innovadoras o de una calidad intachable, algo que, si bien es subjetivo, se supone que debe ser reconocida por quienes están habilitados para votar.

Es el caso de, por ejemplo, de la categoría «Mejor álbum artista femenina de rock», que incluye a Fabiana Cantilo, Adriana Varela (!) y Valeria Lynch (!!). Uno es un disco en vivo que repasa hits viejos. Los otros son compilados de versiones de canciones ajenas y repasadas hasta el hartazgo. ¿Realmente no hubo mejores discos de rock hechos por mujeres en el último año?

En la categoría paralela, la de «Mejor álbum artista masculino de rock», se encuentran Richard Coleman, Fito Páez y Charly García. Y es una lógica que se repite en otras ternas: la de los lugares comunes y los artistas obvios, los que elegiría alguien que no escucha artistas nuevos desde hace más de una década.

La música argentina actual no tiene mucho que ver con lo que aparece en los Gardel. Es hora de dejar de prestarle atención a una propuesta que sólo se dedica a ensalzarse a sí misma y se apropia de un estatus que no puede sostener.

Conocé todas las categorías en este link.