“Los cambios hasta ahora fueron de segundas líneas” | Sobre los nuevos funcionarios del gobierno salteño

Francisco D'Andrea.

Lo destacó el periodista Francisco D’Andrea en su columna política del programa CUARTO OSCURO. La pérdida de volumen político en la Secretaría General de la Gobernación y el rol que debería jugar Javier Diez Villa fueron los temas tratados.

“Pequeños reacomodamientos”, así definió el periodista a la asunción de los nuevos funcionarios del gobierno provincial. Sin embargo, D’Andrea estimó que los cambios seguirán después de las elecciones. “Es cierto que se trata de una elección nacional y que en principio no debería repercutir fuertemente en el gobierno provincial, pero el propio Gustavo Sáenz se impuso la fecha del 14 de noviembre para hacer los cambios grandes”, dijo el columnista del programa que se emite en FM La Cuerda (104.5).

“Los cambios hechos hasta ahora fueron de segundas líneas, salvo en la Secretaria General de la Gobernación al que se le sacó volumen político por el perfil de la nueva secretaria y por la tarea que Sáenz le encomendó a Matilde López Morillo: dejarlo tranquilo en torno a lo que se firma. No es poca cosa en términos técnicos, pero el cargo pierde el componente político que tenía con Matías Posadas que era uno de los que salía a dar la cara cada vez que había problemas políticos y de gestión junto con Ricardo Villada”, resaltó el periodista.

En ese punto, D’Andrea estimó que el nuevo Secretario del Interior – Javier Díez Villa – puede asumir ese rol, aunque destacó que su perfil no parece del todo adecuado. “No se trata de un tipo paciente. En la cámara de diputados se le saltaba la chaveta vuelta a vuelta, no es un tipo que aceptaba las críticas, nunca le escuché un ‘tiene razón’ sino que lo caracterizaba por las refutaciones fuertes”, manifestó el periodista que recordó que el diputado debe establecer vínculos con los intendentes fundamentalmente.

“Él viene de la política y de un ejercicio parlamentario de cuatro años, pero no es un tipo que se sienta y a partir de la discusión vaya encontrando soluciones superadoras. Salvo que le den herramientas, porque la sola dialéctica no le va a alcanzar. Me imagino que al tercer ‘no’ de parte de un intendente la situación se complica, pero veremos. Insisto: también va a depender de los recursos que le entreguen y el margen de negociación que le den. No obstante, creo que se va a sumar al tándem político y que va a tener una presencia mucho más fuerte en detrimento de lo que será la Secretaría General de la Gobernación que con Matilde López Morillo”, concluyó.