Foto: Radio Salta

Pobladores de la localidad en el departamento Rivadavia denunciaron que no tienen “ni agujas para las inyecciones”.

“Hace un tiempo que nos falta todo acá”, aseguró Juana Giménez, pobladora de la localidad Los Blancos, a Radio Salta. Ella participó, junto a otros vecinos, de la toma pacífica que realizaron en el centro de salud.

La protesta la realizaron para dar a conocer la situación precaria en la que se encuentran en materia sanitaria. El centro de salud de Los Blancos, dependiente del hospital de Morillo, tiene más carencias que medicamentos. Ni siquiera funcionan los baños, y la única ambulancia con la que contaban está inutilizada.

“No tenemos medicamentos, ni siquiera una aguja para las inyecciones”, comentó Juana. Además lamentó la ausencia de médicos. “Tenemos una sola doctora, pero que ahora está de descanso”, detalló.

Por otra parte temen que se desate un brote de dengue. Comentan que ya hubo advertencias por parte de profesionales de la salud dada la proliferación de larvas en la zona. Otra de las preocupaciones es el agua, que según detallaron no es apta para consumo humano.