La caída es del 49% con respecto al año 2015, cuando nuestro país encabezaba el ranking de salarios mínimos en dólares de América Latina. Ahora es superada por Uruguay, Chile, Ecuador y Paraguay.

El análisis corresponde a economistas de la Universidad de Avellaneda quienes precisaron que a la inversa de lo que ocurrió en nuestro país, el salario mínimo en dólares creció en Uruguay, Chile, Ecuador, Paraguay, Bolivia, Perú, Colombia y Brasil; mientras en Argentina y Venezuela la tendencia fue contraria. Ello explica que nuestro país perdiera 5 posiciones en el ranking regional en relación a fines del 2015 cuando encabezaba el ranking del salario mínimo (constituye el piso legal para el salario de los trabajadores en relación de dependencia) medido en dólares.

“En el último año, la mayor parte de los países de la región tuvo caídas del salario mínimo medido en dólares, aunque en la Argentina esa baja fue del 37 por ciento, muy superior al resto, sólo superada por Venezuela (-40 por ciento)”, destacó en su edición de hoy el diario Página 12 que tuvo acceso al informe producido por la Universidad de Avellaneda.

Son varias las variables que muestran la pérdida de poder adquisitivo del SMVM: la inflación y el precio de la canasta básica que permitía no ser pobre en términos de ingresos a un hogar compuesto por dos adultos económicamente activos, propietarios de la vivienda, y dos niños; no obstante – destacan los economistas de la Universidad de Avellaneda – la evaluación de los ingresos en términos de “moneda dura” permite encuadrar la situación nacional en términos regionales.

“En noviembre de 2015, el SMVM estaba en 5588 pesos, lo cual equivalía a 589 dólares con el dólar a 9,5 pesos. En ese momento, Argentina estaba en una primera posición holgada frente a otros países, seguida por Ecuador y Chile, con salarios mínimos de 354 y 352 dólares, respectivamente (…) La fuerte devaluación de diciembre de 2015 y posterior estabilidad cambiaria junto a subas del SMVM redujeron el salario mínimo a 501 dólares en diciembre de 2017. En ese momento, todavía se ubicaba en el primer lugar del ranking regional, aunque la brecha se había achicado a 75 dólares frente al salario mínimo de 425 dólares de Chile y Uruguay”, destaca el informe que finaliza del siguiente modo: “Con la devaluación del año pasado, el salario mínimo en la Argentina se hundió hasta los 297 dólares, en la línea de Bolivia y lejos de los 457 dólares de Uruguay, 456 de Chile, 394 de Ecuador y 348 dólares de Paraguay. Por debajo de la Argentina están Perú (281 dólares), Colombia (262) y Brasil (261) y en el último lugar, Venezuela, con un salario mínimo de 5 dólares”.