Dijo que lo señalan para perjudicarlo políticamente.

El diputado nacional Andrés Zottos fue salpicado por el escándalo del IFE en la política salteña. Sin embargo, no se hace cargo. Es que los que cobraron el Ingreso Familiar de Emergencia fueron sus sobrinos monotributistas.

«Yo no me puedo hacer cargo del accionar de mis parientes. Si hubiesen sido mis hijos, yo no lo hubiese permitido. Pero no me puedo hacer cargo de lo que haga el resto de mi familia», dijo el ex vicegobernador en El Tribuno.

«No tengo nada que ver con lo que salió en los medios en relación con mis sobrinos. Ellos no son ni funcionarios ni políticos. Este fondo es especial de emergencia por la pandemia. Está destinado para los autónomos, monotributistas y profesionales. Mas allá de que ellos hubieran cometido un delito, sería el primero en denunciarlos. Pero yo me enteré por las noticias. Yo me hago responsable por mi seno familiar, mi casa. Después lo que hagan mis parientes se me escapa. No puedo andar controlando a mi familia entera», agregó.

Para Zottos «hay un trasfondo político» en las acusaciones que lo mencionan. «Se deja entrever que el que actuó indebidamente soy yo y nada que ver. Esta es una ayuda para la gente que más lo necesita. Con esta pandemia todos estamos afectados, pero la ayuda es para la gente más necesitada. Lo que se publicó en algunos medios deja entrever que yo me estoy abusando del cargo. Tengo muchos años en política y jamás me hicieron denuncia alguna ni me la van a hacer porque nunca estuve en ninguna cosa rara. Pero me preocupa la injuria, las calumnias porque me involucra en algo que no tengo nada que ver, simplemente por ser portador de un apellido», explicó.

Sobre el escándalo provocado a partir de la denuncia que reveló que fueron varios los políticos salteños que solicitaron el IFE, Zottos dijo que «es inaudito».

«Creo que hay que ir a fondo. Esto no puede seguir así y creo que los responsables de la Anses van a tener que dar alguna explicación al respecto», aseguró.