El Juzgado 41 del fuero laboral falló a favor del reclamo del periodista deportivo. La decisión sostiene que el gobierno buscó favorecer a las aseguradoras de riesgo “pisoteando” derechos.

Tras numerosas críticas y medidas judiciales, el juez Alejandro Segura declaró la “inconstitucionalidad” del Decreto de Necesidad y Urgencia del gobierno nacional que reducía las indemnizaciones por incapacidad laboral definitiva o fallecimiento de forma retroactiva.

El fallo del Juzgado 41 del fuero laboral hizo lugar a una demanda presentada por el periodista “Tití” Fernández respecto a su indemnización por problemas coronarios, de alta presión y de estrés postraumático luego de la muerte de su hija en 2014, durante el Mundial de Fútbol de Brasil.

“El Estado mediante este DNU ha conseguido transferirle las cargas de su fallida política económica a los más necesitados”, sostuvo el magistrado. La modificación del sistema de cálculo que impuso Mauricio Macri pretendía dejar atrás la tasa del Banco Nación (71,77%) y la tasa efectiva (100,82%) y adoptar la del índice Remuneraciones Imponibles Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE) que ajusta su tasa al 30,6%, lo cual iba a perjudicar al sector laboral.

“Uno de los contenidos que el DNU pisotea es el carácter protectorio y progresivo de los derechos laborales en juego”, señaló Segura en su fallo. Además, el juez apunta que el único objetivo de la decisión del gobierno sólo fue para garantizar “la rentabilidad de las aseguradoras de riesgo de trabajo”.