El caso estuvo a cargo de la Fiscalía Penal de Joaquín V. González. El contacto lo hizo la justicia porteña a petición de Interpol Madrid.

Héctor Jesús Lobo (38) fue imputado por el fiscal Gonzalo Gómez Amado por el delito de publicación y / o divulgación de pornografía infantil.

El periplo de la investigación que terminó en el sur de la provincia de Salta, tuvo su origen en Madrid, España, donde la Interpol de aquella ciudad comenzó a indagar y puso en conocimiento al Ministerio Público Fiscal de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que en las últimas semanas han recibido mensajes sobre grupos de WhatsApp que difundían y compartían material de explotación sexual de menores de edad y que una de las líneas que participaba pertenecía a un ciudadano de la ciudad de Joaquín V. González. Según informaron, serían personas de distintos países quienes comparten en esta red social tanto fotos como videos de pornografía infantil.

Según informa el sitio web de la Fiscalía salteña, fueron la  División Delitos Cibernéticos contra la niñez y la adolescencia de la Policía Federal Argentina y los Poderes Judiciales de Buenos Aires y Salta quienes tomaron el caso en sus manos y continuaron la investigación. Luego se remitieron las actuaciones a la Fiscalía Penal de Joaquín V. González, que con la colaboración del personal de la División Prevención y Lucha contra la Trata de Personas de la Policía de la Provincia, se realizaron tareas investigativas tendientes a confirmar las actividades vinculadas a la pornografía infantil del investigado.

El 3 de Mayo tuvo lugar el allanamiento en una vivienda de barrio Libertador (en J.V. González) donde la policía secuestró dispositivos electrónicos de almacenamiento, soportes magnéticos, computadoras, dispositivos de comunicaciones, elementos tecnológicos, documentos y todo lo que resultó de interés para la causa.

Por ello Héctor Jesús Lobo permanecerá detenido mientras la investigación continúa y no se descarta ampliar la acusación dadas las circunstancias del caso.