Liberaron a Carlos Zannini y la justicia dictaminó que Luis D’Elía también sea liberado

Estaban detenidos desde diciembre en la causa que investiga el pacto firmado con Irán. El dictamen aclaró que el delito que les imputan es excarcelable y ninguno posee poder para entorpecer la investigación por lo que la detención era injusta.

La decisión fue dispuesta a través de dos fallos firmados por las juezas Gabriela López Iñíguez y Sabrina Namer pasadas las 4 de la mañana, mientras que el otro miembro del tribunal -Nicolas Toselli- se excusó de intervenir porque es familiar de uno de los testigos de la causa. Las magistradas sostuvieron, en ambos casos, que no existe peligro de fuga ni de entorpecimiento de investigación y que tanto Zannini como D’Elía están en condiciones de enfrentar el juicio oral en su contra en libertad.

En el caso de Zannini, la fiscal que estaba a favor de la liberación del ex funcionario sostuvo que «la calidad de exsecretario de Legal y Técnica del encausado no resulta, por sí misma, un dato del que pueda extraerse indicio alguno de peligro procesal. El nombrado ya no posee vinculación alguna con la oficina que otrora ocupara, como así tampoco con ninguna otra del Poder Ejecutivo Nacional. Mal puede decirse, entonces, que detenta poder residual de influencia que le permitiría obstaculizar la marcha del proceso», remarcó para luego destacar que Zannini siempre «ha estado a derecho», que el delito que se le imputa es excarcelable, y que «tiene domicilio fijo y se desempeña como Director del banco de Santa Cruz», lo que da cuenta de su arraigo.

La misma fiscal sostuvo que no hay motivos para que Zannini y D’Elía reciban un tratamiento distinto al que reciben el ex presidente Carlos Menem y el ex juez Juan José Galeano quienes están siendo juzgados en otro juicio de encubrimiento del atentado a la AMIA, al que llegaron en libertad. En el dictamen referido a la situación puntual de D´Elía, Baigún sostuvo que el dirigente social y ex secretario de Tierra y Vivienda «no posee ningún nexo con el gobierno actual, por lo que no puede inferirse por su parte poder de influencia alguno, ni acceso a ninguna clase de documentación oficial».

Carlos Zannini, quien fue secretario legal y técnico de la Presidencia durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, salió del penal de Ezeiza alrededor de las 9 de la mañana. Quebrado en llanto, el exfuncionario manifestó frente a la prensa: «Me han inventado un delito que no he cometido. No se olviden de eso: yo soy un inocente que fue preso».