Ley Lucio | Diputados de la nación aprobaron el proyecto para prevenir el maltrato infantil

Lucio Dupuy de 5 años fue asesinado en noviembre del 2021 a golpes presuntamente por su madre y su pareja. El hecho dio lugar al proyecto de «Prevención y detección temprana de la violencia contra los niños, niñas y adolescentes».

La iniciativa fue aprobada el miércoles último en la Cámara de Diputados de la nación con 228 votos a favor y 28 ausencias. El proyecto establece la capacitación obligatoria en materia de derechos de la infancia y violencias contra niñas, niños y adolescentes para todas las personas que se desempeñen en la función pública en todos sus niveles y jerarquías en los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

Con su aprobación, el Poder Ejecutivo Nacional, en coordinación con el Poder Judicial, se encargará de elaborar un protocolo de actuación para las fuerzas de seguridad, organismos administrativos de niñez y jueces con competencia en familia. El objetivo del protocolo es unificar los criterios de actuación a nivel nacional y la coordinación de los entes provinciales y estatales de actuación, así como la igualdad del acceso del niño, niña y adolescente a la Justicia.

La autoridad de aplicación de la ley será la Secretaria Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia, dependiente del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, la cual, entre otras cosas, deberá elaborar los contenidos del Plan Federal de Capacitación en articulación con el Consejo Federal de Niñez, Adolescencia y Familia (Cofenaf).

Comenzó el juicio

Magdalena Espósito Valenti (madre de Lucio Dupay) y su pareja, Abigail Páez son juzgadas como coautoras del crimen en un debate oral que se realiza en los tribunales de Santa Rosa (Capital de La Pampa) y que tendrá como primer testigo al padre de la víctima, quien es querellante en la causa. El crimen de Lucio ocurrió el 26 de noviembre de 2021, cuando el niño murió a raíz de politraumatismos y una hemorragia interna.

Magdalena Espósito Valenti será juzgada por «homicidio triplemente calificado por el vínculo (por ser ascendiente) y con ensañamiento y alevosía; en concurso real con abuso sexual gravemente ultrajante por su duración y formas concretas de realización, triplemente agravado por ser la guardadora al momento de los hechos, por ser cometido por dos personas y por existir convivencia con la víctima menor de 18 años, como delito continuado», delito que prevé la prisión perpetua.

Por su lado, Abigail Páez está acusada por el mismo delito pero con un agravante menos ya que no era familiar de Lucio, aunque, al igual que Espósito Valenti, también podría ser condenada a prisión perpetua.