El candidato a intendente del Frente de Todos subrayó que “lo que les hace falta hoy a los gobernantes es sensibilidad social”, y confió en revertir los resultados de las primarias.

El candidato a intendente del Frente de Todos ratificó lo que el activo político y algunos analistas vienen planteando: que su crecimiento en las encuestas es sostenido y que las distancias con Bettina Romero se acortan auspiciosamente para sus seguidores.

“Hay un crecimiento en esta etapa de cara al domingo 10, y creo que tiene que ver con que hemos elegido la menor estrategia: salir a caminar los barrios todos los días, a estar en contacto con el vecino cara a cara, todos los días. Creo que por eso hemos consolidado este crecimiento”, destacó Leiva y remarcó que “soy un vecino más”.

El candidato también se refirió al apoyo público que en los últimos días recibió de quienes quedaron en el camino en la interna al subrayar que “días anteriores a las PASO ya había una charla previa con Quilodrán, Paz Posse, Wayar, Guaymás y todos los pre-candidatos. Todos entendimos que este proyecto superaba la individualidad. Ahora lo que se habló se hizo público con declaraciones y fotos que fueron claves para encontrar la fuerza que necesitaba para seguir con las tareas diseñadas”.

Enumeró trabajos puntuales con cada uno de ellos y también mencionó el apoyo nacional que recibió al reunirse con Wado De Pedro, hombre fuerte del Frente de Todos nacional, que suena para ocupar el Ministerio del Interior del gabinete de Alberto Fernández.

Consultado sobre sus prioridades en caso de convertirse en jefe comunal, el concejal afirmó que “lo primero que quiero hacer es iniciar mi gobierno un protocolo de limpieza de canales y obras mínimas que lleven tranquilidad a los vecinos que tienen miedo de inundarse cada vez que hay una lluvia”. Entrevistado ayer por la tarde, mientras un aguacero arreciaba la ciudad, Leiva destacó que “hay muchos vecinos que sienten el abandono, en muchos lugares no hubo acción, no hubo obras ni presencia de la Municipalidad”.

En cuanto a sus principales competidores, Bettina Romero y Andrés Suriani, el dirigente y ex vocalista de los Juveniles Panda se diferenció: “Ellos son dos personas que han tenido una vida distinta, yo tengo una conciencia de clase que me acerca a los vecinos porque hemos vivido las situaciones que pasan en los barrios”.