Le sentenciaron perpetua al joven que disparó y mató para robar un celular en Tartagal

Un joven de Tartagal fue hallado culpable por el delito de Reynaldo Franco Gérez, quien recibió un disparo. El tribunal condenó a Joaquín Enzo Vargas a prisión perpetua. 

Joaquín Enzo Vargas de 19 años, Franco Tomás Villarorel, quien era menor al momento de los hechos y Carina Isabel Mansilla, acusada de encubrimiento por un hecho ocurrido en Julio de 2016 en el barrio Tomás Ryan fueron los imputados del juicio por el crimen de Reynaldo Franco Gérez.

Según pudo conocerse en el debate, la víctima identificada como Reynaldo Franco Gérez, se encontraba el día de los hechos en una zona apartada del barrio Tomás Ryan junto a una mujer cuando fueron abordados por Vargas y Villaroel con intenciones de robo. Ante el intento de la pareja de huir en el automóvil, Vargas le efectuó un disparo que le quitó la vida al conductor.

En la causa se encuentra imputada por encubrimiento una mujer, Carina Isabel Mansilla, quien se encargó de vender el celular que se le sustrajo a la víctima.

Los jueces Ricardo Hugo Martoccia, Miguel Chehda, y José Oyarzú como interino, condenaron a Joaquín Enzo Vargas a la pena de prisión perpetua como coautor del delito de homicidio criminis causa agravado por el uso de arma de fuego y por la participación de un menor. Franco Tomás Villarroel fue declarado penalmente responsable como coautor del delito de homicidio criminis causa agravado por el uso de arma de fuego.

Carina Isabel Mansilla, quien llegó a juicio en libertad, no asistió a la audiencia de debate, por lo que el Tribunal la declaró en rebeldía y ordenó su captura.