Laura Postiglione sobre los tuits de Fernando Iglesias | “Ponen a la mujer no como un otro político, sino como un ser sexualizado”

La abogada analizó las declaraciones misóginas del diputado macrista en contra de Florencia Peña y Sofía Pacchi. Los repudios a Iglesias se suman y avanza un pedido de expulsión de la Cámara baja.

“Estuve analizando lo sucedido alrededor del caso que involucró a Florencia Peña y quería comentarlo desde una perspectiva de género”, dijo a modo de introducción Postiglione en relación a las expresiones de los legisladores de Juntos por el Cambio – Fernando Iglesias y Waldo Wolff – que vincularon a la actriz Florencia Peña con “fiestas sexuales” en la residencia de Olivos por haber ido a una reunión con otros actores y empresarios para hablar con el presidente Alberto Fernández de la situación del sector en medio de la pandemia.

“En lugar de hacer foco en lo mal que estuvo la visita en caso de que fuera ello lo que se quería señalar, diarios como Clarín publicaron que a Sofía Pacchi [parte del equipo de trabajo de Fabiola Yañez, pareja del presidente de la nación] se la conoce por haber publicado fotos desnudas en la revista ´Hombre´. Con respecto a Florencia Peña también, aunque la gota que rebalsó el vaso fueron los tuits de los diputados nacionales Waldo Wolff y Fernando Iglesias que señalaron de contenido sexual a esas visitas. La única ´prueba´ que esgrimieron es que son mujeres. Se sexualizó porque son dos mujeres atractivas y del medio televisivo, o en el caso de Sofía Pacci por provenir del mundo del modelaje”, dijo la columnista en el programa que se emite por FM La Cuerda (104.5).

“Lo que quiero señalar es que se está poniendo a la mujer no como un otro político con la cual voy a discutir su accionar en la vida pública, sino que se la ubica como un ser sexualizado y dando por sentado que se sabe a qué fue a una reunión. Recordemos que la ley nacional de Violencia contra las Mujeres creó la figura de Violencia Política que tiene que ver con esto: la que se dirige a menoscabar, impedir, obstaculizar la participación política de la mujer. En este caso, poniéndola en el lugar de prostituta, de sugerir que fue a la Quinta de Olivos para hacer partuzas sexuales”, resaltó.

Puesta a opinar sobre cómo la actual oposición dice que el oficialismo corrió el eje del debate al fozalizar los tuits misóginos en vez de explicar por qué hubo visitas en tiempos de cuarentena, Postiglione manifestó que fueron las propias manifestaciones misóginas las que corrieron el eje del debate y que la “ley plantea la obligación de erradicar este tipo de discursos. Se trata sin lugar a dudas de una violencia machista y de género, también calificada como violencia política, violencia simbólica y ejercida por dos funcionarios públicos. Eso es lo grave. Los que viraron la discusión son estos diputados en primer lugar y algunos medios que para hablar del caso de la visita de Sofía Pacchi ponen fotos desnudas. Hay otro chico que también es empleado de Fabiola Yañez y fue a la Quinta, pero ni se lo mencionó. Si querés criticar a una mujer debés hacerlo en términos políticos tal como lo harías con un hombre, no diciendo que va a una fiesta sexual”, sentenció.

Consultada sobre las consecuencias que este tipo de expresiones acarrean, Postiglione resaltó algunos límites de la ley. “Hay un pedido de sanción dentro de la cámara de diputados de la nación contra estos diputados; sé que Florencia Peña hizo una denuncia por incumplimiento de los deberes de funcionario público por ejercicio de violencia institucional, psicológica y mediática. Pero la ley de violencia contra las mujeres no contiene sanaciones, lo cual es un tema que habría que comenzar a pensar porque cuando alguien comete este tipo de hechos debemos ir a buscar otras normativas para poder sancionar este tipo de hechos”, concluyo la columnista.