Las vaquitas son ajenas | Por la crisis, frigoríficos vendieron menos carne al mercado argentino

Según la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes, la faena de hacienda cayó un 12,5% en septiembre.

La situación económica cada vez más delicada se sintió fuerte en el sector de la carne: la faena de hacienda cayó un 12,5%, lo que significan 146,4 mil cabezas menos. El mercado interno es el más afectado con un retroceso de 15,1% mientras que la exportación se ubicó en un 7,4 por ciento menos.

Los datos desprenden de la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes (Ciccra) y sostienen que esto se da por el “empeoramiento de las condiciones macroeconómicas”. Miguel Schiariti, presidente de la entidad, sostuvo que “con la alta inflación y la caída del poder adquisitivo” de las personas, las ventas de los frigoríficos bajaron un 16,7%.

Para Ciccra, la caída de septiembre es la más baja del año y en términos interanuales: colocaron 182.200 toneladas frente a las 218.788 que habían vendido en agosto. “En términos per cápita, el envío de carne vacuna al mercado interno habría pasado de 59 kg/hab/año equivalente en agosto a 49,1/hab/año equivalente en septiembre”, señalan.

Asimismo, Schiariti dijo a La Nación que “Al comparar con septiembre de 2017, la carne aviar aumentó 55,8%, la carne vacuna 38,8% y la carne porcina 31,5%”. El palenque del sector, ahora, es el mercado externo ya que el interno presenta caídas por la pérdida de salario.