Alberto Fernández se sumó al velatorio que se realiza en la Casa Rosada. El sepelio se extenderá hasta las 16 y se realiza a cajón cerrado en el Salón de los Patriotas Latinoamericanos.

Alberto Fernández llegó a las 10:57 a la Casa Rosada en helicóptero, acompañado por Fabiola Yáñez, vestida de luto estricto. Recién ingresó a la capilla ardiente a las 11:20, depositó con toda prolijidad sobre el féretro, tomándose todo el tiempo necesario, una camiseta de Argentinos Juniors y pañuelos de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo. Fue su ceremonia y homenaje personal. Visiblemente emocionado, el Presidente se colocó frente al féretro cerrado, junto a la Primera Dama. Ambos se quedaron frente al féretro, en silencio, acompañando a la familia durante 20 minutos. Luego, Fernández volvió a su despacho.

Municipalidad de Salta

El féretro con los restos del futbolista fue expuesto en el Salón de los Patriotas Latinoamericanos, que hace 10 años fue escenario del homenaje al expresidente Néstor Kirchner. El cuerpo de Maradona arribó alrededor de las 23 a una casa velatoria del barrio porteño de La Paternal ante el fervor de una multitud que se abalanzó contra la unidad de transporte para darle el adiós a la leyenda del fútbol mundial. Alrededor de la 1 de la mañana el féretro llegó la Casa de Gobierno, donde esperaban su esposa Claudia Villafañe y sus hijas Dalma y Gianina para la celebración de un velatorio privado que se realizó en el Salón Pueblos Originarios.