Las cosas en su lugar | Delitos de lesa humanidad empresarial en Salta

El fiscal federal Carlos Amad celebró la decisión de la Corte Suprema de Justicia de revocar la anulación de la condena a Marcos Levín por parte de la Cámara Federal de Casación Penal.

El fiscal federal Carlos Amad celebró la decisión de la Corte Suprema de Justicia de revocar la anulación de la condena a Marcos Levín por parte de la Cámara Federal de Casación Penal. “Nos costó mucho llegar a juicio. Una vez que lo hicimos, nos costó mucho que llegue el expediente a la Corte”, declaró en el programa El Acople.

Remarcó que tras la decisión de Casación, el Ministerio Público Fiscal acudió  a la Corte y les terminó dando la razón. Entendiendo que hay peligro procesal, pidieron la detención de Levín, fue otorgada y, en breve, van a juicio.

Siguiendo con su análisis, destacó: “Más allá de que ejerzo un cargo, soy un ciudadano que se indigna, reniega en voz alta. Pero creo que el fallo de Casación fue un paso atrás. La Corte tiene otro modo de analizar las cosas y pone las cosas en su lugar”.

Cuestionó, igualmente, los tiempos de la justicia. “Empiezan a entrar cosas como la impunidad biológica y el Estado argentino tiene una responsabilidad internacional grandísima”, sostuvo al respecto ý subrayó: “Más allá de que las víctimas no estén, yo voy a seguir adelante con la acción porque son hechos que están probados”.

“Ese grupo de tareas funcionaba como un pequeño Estado dentro de un Estado de facto y este señor se movía con policías, con la impunidad que le daba el poder de ser dueño de semejante empresa”, aseveró.

Marcos Levín, empresario dueño de La Veloz del Norte, fue sentenciado en 2016 a doce años de prisión por el secuestro y las torturas a un trabajador. Al año siguiente, la Cámara Federal de Casación anuló la condena aduciendo que no era un caso de lesa humanidad.