La tragedia educativa salteña | La mitad de los alumnos secundarios abandonó la escuela

Lo confirmó el ministro Matías Cánepa, que insiste en que los sueldos docentes son buenos. La conectividad es pésima. Más de 300 establecimientos tienen más de cincuenta años y se encuentran en condiciones precarias. Hay más de 2500 cargos que no se cubren.

La reunión entre los senadores provinciales y los ministros Matías Cánepa y Ricardo Villada mostró la tragedia educativa que vive la provincia, donde la mitad de los alumnos secundarios abandonó los estudios.

El drama no puede explicarse solamente con la pandemia. La situación es caótica en general. Siempre de acuerdo a lo dicho por los ministros, Salta tiene una pésima conectividad, tiene más de 300 establecimientos en situaciones precarias y posee más de 2500 cargos en el sector educativo que no han sido cubiertos.

Cánepa, ministro de Educación, presentó los hechos como un observador foráneo más que como el titular del área desde hace (casi) dos años. Insistió en que la paritaria docente es de las mejores del país y aseguró que «se trabajará» con Nación para reactivar una licitación de obras por 1.700 millones de pesos y la entrega de 30 mil netbooks para alumnos de escuelas secundarias.

Cánepa también se refirió a la puesta en marcha de programas como “Acompañar”, que busca evitar el abandono escolar, que no estaría siendo muy exitoso, dadas las cifras. También del programa “Egresar”, que tiene por fin lograr que los alumnos se reciban del secundario.

«Hoy el grado de deserción en el nivel secundario es del 50 por ciento», confirmó el funcionario y dijo, además, que con la incorporación del Sistema de Monitoreo de Indicadores de Desempeño se contará con información valiosa sobre la trayectoria escolar de cada alumno de la provincia.

Sobre las vacantes existentes en toda la provincia, precisó que son 2600, de las cuales 1270 corresponden a cargos de ordenanzas. Cánepa dijo que se irán cubriendo anualmente, previéndose para el 2022 las primeras 500. Es decir que si mantiene ese ritmo, no alcanzará la gestión de Gustavo Sáenz para cubrir por completo.

Al ser consultado sobre infraestructura, el ministro sostuvo que la provincia tiene 1100 escuelas, de las cuales unas 300 tienen más de cincuenta años, con los consiguientes problemas en techos y baños, entre otros.

En tanto, el ministro de Gobierno, Ricardo Villada, adelantó aspectos de la política de conectividad, que busca mejorar el acceso a internet con inversión pública para conectar a la Capital con la red de ARSAT mediante una inversión comprometida por el ENACOM y del interior a través de SALTIC para llegar a las localidades alejadas, tema que será ampliado en una próxima reunión.