La selfie con el pobre | Carrió pide que des propinas y Martín Grande que compres huevos

El diputado del PRO Salta hizo la gran Carrió: pedir a vecinos de Tres Cerritos que compren huevos a una mujer que en el fondo precisa otra cosa: un modelo económico que en vez de excluir incluya a las personas del mercado laboral.

Martín Grande definitivamente no es un político capaz de aportar ideas para diseñar un plan de desarrollo; de esos en donde tras exponer un gran objetivo se indican los cuatro o cinco movimientos claves que ejecutados exitosamente garantizan el logro del objetivo. Varios elementos confirman la sentencia, aunque aquí mencionaremos sólo dos.

El primero es que desde que asumió en el parlamento nacional en diciembre del año 2017, Martín Grande no presentó un solo proyecto de ley y se ausentó a doce sesiones; el segundo es que su aporte a la resolución de los graves problemas socioeconómicos que vive el país y la provincia se reducen a simulacros de arengas que se difunden por las redes sociales.

Lo último quedó en evidencia ayer cuando promocionó los huevos frescos de una mujer que no se mostró muy entusiasmada de ser parte de la selfie del ex periodista de sonrisa fácil. Selfie que, por supuesto, el legislador nacional subió a su cuenta de Facebook con el siguiente posteo: “Ella es Teodora, trabaja por Tres Cerritos y zonas aledañas. Hoy le compré sus huevos frescos y de campo a $80 la bandeja, aparte de lo económico lo que mas me agradó fue la cordialidad de su trato, su fortaleza y alegría. No dejen de comprarle a Teodorita ya que sus productos son frescos y de gran calidad!”

Grande tituló el posteo del siguiente modo: “CUANDO SE QUIERE, SE PUEDE!”, tal como se estila a arengar entre pichones de CEO que primero quieren ser ricos para después incorporarse a la gestión pública presumiendo asegurando que todo se reduce a ser pujante mientras día a día buscan la selfie con el pobre, tal como Jaime Durán Barba recomienda a sus dirigidos para asemejarlos un poco más a la condición humana.