La secretaria de las Mujeres de Salta cuestionó la “elección de la reina” que impulsa el Director de la Juventud

Ambos forman parte del gobierno provincial. Pablo Marcial decidió “ayudar” con la organización del evento que el municipio evitó y la secretaria Itati Carrique consideró obtuso insistir con “poner a la mujer como objeto arriba de un escenario».

Luego de que la Municipalidad de Salta decidiera no organizar la elección de la reina en el marco del pedido de numerosas organizaciones de mujeres de repensar un evento que cosifica a las mujeres estereotipando modelos de bellezas, el Director de la Agencia de la Juventud resolvió «ayudar» a que se haga una elección de la reina en la ciudad para satisfacer a «colegios que están de acuerdo» con votar por reinas y princesas en 2022.

El funcionario declaró al diario El Tribuno que no quiere «entrar en una disputa con el municipio», pero agregó que buscan trabajar “para todos y hay gente que es de River y gente que es de Boca, que piensa una cosa o que piensa otra. Nosotros marcamos una postura y el municipio, otra».

El mismo medio consultó a Itatí Carrique, la secretaria de las Mujeres del propio gobierno provincial que además de resaltar que no fue consultada sobre el tema se manifestó en desacuerdo con lo dispuesto por Marcial. «Sostener estereotipos de belleza hasta tiene consecuencias en la salud integral de muchas chicas que se sienten excluidas si no alcanzan esos ideales», señaló.

Además consideró poco creíble el argumento de que no se juzgará solo el cuerpo sino también la cultura de las estudiantes, explicación a la que recurrieron en los últimos días quienes se resisten a dejar de lado la elección de la reina. «Si la idea fuera evaluar la formación, ¿por qué solo participan las mujeres?», preguntó. Carrique consideró «obtuso» seguir insistiendo con este tipo de concursos. «Hay muchas opciones que no son poner a la mujer como objeto arriba de un escenario. Son justamente los jóvenes los que tienen más claros estos cambios y se van despojando de los estereotipos. Es raro que no se recoja este mensaje», afirmó.