La Reforma de la Constitución en Salta tiene banca

Foto: FM Aries.

Gustavo Sáenz queda solo en sus cuestionamientos a reformar la constitución para acortar los mandatos de gobernador e intendentes. Aunque él lo atribuye contubernios de Romero y Urtubey, varios sectores políticos apoyan la iniciativa.

La mesa convocada anoche por el programa “Cara a Cara” es una muestra de ello. Allí fueron invitados figuras como la ex senadora Sonia Escudero, el diputado nacional Alfredo Olmedo, los legisladores provinciales Santiago Godoy, Guillermo Martinelli y Carlos Zapata, más el ex senador nacional Agustín Pérez Alsina.

Sólo este último manifestó un claro rechazo a la iniciativa que se conoció el viernes pasado. La negativa de Pérez Alsina se entiende si tenemos en cuenta que es el Procurador General del municipio que conduce Gustavo Sáenz. De hecho, Pérez Alsina, en la mesa de anoche, sólo desarrolló mejor los argumentos con lo que Sáenz impugnó la iniciativa hace siete días: sugiriendo que quienes la impulsan (Romero y Urtubey) esconden mezquinos intereses y enfatizando que unificar las elecciones a gobernador con la elección de convencionales constituyentes dificultará el proceso electoral del 2019; de allí que propuso que los candidatos a gobernador del 2019 propongan los ejes que pretenden dejar inscripto en tal reforma y asuman un compromiso de establecer un plazo para la convocatoria a la reforma.

El resto de los invitados, en cambio, no dudaron en enfatizar que es el momento adecuado para iniciar el proceso y que el hecho de que los candidatos a gobernador deban sumar a sus propuestas de gestión otras vinculadas a qué reformas pretenden para consolidar la institucionalidad provincial no representa problema alguno. El debate entre ellos giró en torno a cómo mejorar la independencia de la justicia, si el mandato de los gobernadores debe imitar el modelo chileno o uruguayo en donde está permitido un mandato que puede reeditarse luego de dejar pasar un periodo de gobierno en otras manos (Sonia Escudero), si debe ser sólo uno y no permitirse ningún tipo de reelección (Alfredo Olmedo) o permitir una sola reelección que garantice un máximo de ocho años de gobierno (Santiago Godoy) pero sin poner en duda de que la reforma además de ser necesaria debe empezar su proceso inmediatamente.

El dato político, no obstante, es que los que así se manifestaron forman parte de espacios políticos y hasta bloques legislativos que cuentan con el número de diputados y senadores suficientes sino para aprobar una iniciativa de este tipo, sí para impulsarla decididamente en el parlamento: romeristas, justicialistas y olmedistas. Si el Partido de la Victoria se suma al pedido el proyecto avanzaría sin problemas.