Hubo operativos de control sanitario en 416 locales de la provincia y se patrullaron cientos de barrios en todas las localidades. Se infraccionó a 122 personas a los que se acusó de atentar contra la salud pública.

Anoche controló 416 establecimientos en las diferentes jurisdicciones de las Unidades Regionales. Se detectaron 4 infractores y se les labró las actas por incumplimientos a las normativas sanitarias dispuestas para evitar la propagación del COVID-19.

Municipalidad de Salta

Además, efectivos de las seis Unidades Regionales patrullaron cientos de barrios en las distintas localidades. Detectaron 122 transeúntes atentando contra la salud pública, violando las disposiciones preventivas sanitarias vigentes. Circulación fuera del horario permitido y no uso del tapaboca fueron los incumplimientos más registrados en la vía pública. En Salta, Tartagal y Rosario de la Frontera se registró la mayor cantidad de infracciones.

El sitio oficial del gobierno advirtió que se seguirá trabajando para dar cumplimiento a la Ley Provincial 8.191, a fin de concientizar a la comunidad y distintos sectores sociales sobre la importancia vital de cumplir estrictamente la normativa sanitaria para evitar mayor propagación de COVID–19. “Quienes no cumplen la ley son sancionados con multas. También se inician causas penales por atentar contra la salud pública”, resaltan.