Ignacio Jarsún.

Que alguien pueda cumplir la cuarentena con confort no es impugnable; que el que lo haga sea un diputado que publicita la comodidad resulta obsceno cuando miles de salteños protagonizan un aislamiento de subsistencia y miseria.

“Domingo en cuarentena. #noscuidamosentretodos”, posteó en sus redes sociales el ex intendente de Rosario de Lerma y ahora diputado provincial que en nada se parece a eso que casi todos le reconocen al presidente de la nación y los políticos que se muestran a la altura de lo que se vive: “A Alberto Fernández, que estuvo a la altura de los desafíos con decisión y sin grandes gestos teatrales, le deseo que los supere (…) con inteligencia y suerte, ya que las dos son necesarias. Si le sale al Gobierno, también nos saldrá a todos nosotros”, escribió hoy la intelectual Beatriz Sarlo en una columna publicada en el diario Perfil.

El actual diputado provincial y vicepresidente segundo de la Cámara de Diputados de Salta insiste en presentarse como lo absolutamente otro de ese perfil de dirigentes que buscan hacerle frente a una crisis inédita con la templanza de quienes deben diseñar el plan de contingencia, pero sabiendo que no pueden dejar de empatizar con millones de argentinos y casi el 50% de los salteños que vive de la informalidad y por lo tanto si no changuea no come; sin contar a aquellos que viven hacinados en barrios populares que según la Fundación Techo alcanza a 100.000 salteños.

Entre ellos, en definitiva, se encuentra la preocupación de los dirigentes del país que saben que en el tema central del aislamiento en cómo puede hacerlo una familia que vive en una casilla de 3×4 y tiene 4 hijos. No están en la escuela, no pueden ir a jugar a la pelota, desconocen el confort y no reciben una dieta legislativa de 200.000 pesos que le permiten al diputado salteño esperar junto a su perro que esta crisis inédita y que a todos angustia pase alguna vez.

Domingo en cuarentena. #noscuidamosentretodos

Publicado por Nacho Jarsun en Domingo, 29 de marzo de 2020