La miope Policía de Salta | Salía de trabajar limpiando un baldío y lo detuvieron ilegalmente

Imagen ilustrativa.
Los uniformados pensaron que el machete que llevaba en la mano iba a ser usado como un arma. La víctima no pudo explicar que era para su trabajo.

Este hecho tuvo lugar en Tartagal, a fines de 2018. El mismo derivó en una imputación al suboficial principal Gustavo Aníbal Cruz (47) y al sargento ayudante Ciro Ramón Illesca (42). Ambos están acusados de vejaciones calificadas y lesiones leves en concurso ideal. Hoy piden que la causa se eleve a juicio.

Tanto Cruz como Illesca se desempeñaban en ese momento en la División Seguridad Urbana de la ciudad norteña. La mañana del 21de octubre patrullaban por calle 24 de Septiembre cuando divisaron a un hombre con un machete.

Inmediatamente se le acercaron y le pidieron que arrojara “el arma”. El sujeto no tuvo ni tiempo para explicar que era su herramienta de trabajo que terminó reducido de un golpe. Confundido, el hombre intentó huir pero eso generó que recibiera una golpiza. Salía de desmalezar un terreno baldío frente al CIC Norte, para lo que había utilizado el machete.

Según el Ministerio Público Fiscal de Salta, pasó lo siguiente: “el denunciante fue interceptado por el efectivo Cruz, quien le solicitó que arrojara el machete, tras lo cual se acercó el efectivo Illesca y lo golpeó en la cabeza. Por este accionar, la víctima se asustó y corrió. Los efectivos lo alcanzaron y lo redujeron a golpes que le causaron lesiones en distintas partes del cuerpo, que fueron certificadas por exámenes médicos”.

La fiscala penal Verónica Simesen de Bielke, sostuvo que los hechos fueron corroborados por la denuncia y el testimonio del damnificado, certificados médicos y copias del libro de guardia, entre otros elementos de convicción reunidos. En ese sentido, pidió al Juzgado de Garantías 3, la elevación a juicio de la causa que tiene a estos dos uniformados como protagonistas.