El tirador era miembro de la Policía de Seguridad Aeroportuaria aunque no estaba en servicio. Quedó detenido por tentativa de homicidio. El joven está en terapia intensiva.

El escenario fue Villa Luzuriaga. El fin de semana pasado, alrededor de las 23. El agente de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) Gabriel Adrián Gerber (41); disparó contra el Fiat Uno en el que viajaba Santiago Ariel Espada (23) junto a otras personas y con su hija en brazos. Uno de los disparos le perforó el pulmón y salió por el pecho.

Según narraron testigos del hecho, todo se desencadeno luego de que el automóvil en el que iba Espada rozara al Fiat Punto de Gerber. Eso hizo que el oficial, que en ese momento no estaba de servicio, montara en ira y saliera a los tiros. “Nos empezó a disparar. Tres tiros impactaron en la luneta. Uno de los proyectiles le da a mi amigo que iba en el asiento de atrás. Freno porque mi amigo me grita que le pegaron un tiro. Bajamos del auto y este sujeto nos seguía apuntando con una pistola. Le preguntamos quién era él para dispararnos y dijo que era policía”, detalló quien conducía el vehículo.

Las pericias contabilizaron cuatro disparos. Gerber prestaba servicio como custodio del subdirector de la PSA, Alfredo Gallardo. Tras el hecho, fue separado de la fuerza. A través de un comunicado, el organismo afirmó que «está a total disposición de la Justicia para aportar los datos que se requieran». Gerber quedó detenido por «tentativa de homicidio». Será indagado por el fiscal Fernando Quiroga, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N° 11 de La Matanza.

Espada está en terapia intensiva. Aseguran que su estado es delicado.