La lluvia y sus consecuencias | La vulnerabilidad de los barrios populares de Salta

David Villarroel, director de Región Norte de la organización Techo, dijo que están habitados por unas veinte mil familias. La mayoría sufre inundaciones con cada lluvia.

El director de la Región Norte de la organización Techo, David Villarroel, dijo en declaraciones radiales que la fragilidad de los barrios populares de Salta se percibe en cada lluvia fuerte que cae. Señaló que las inundaciones son frecuentes y que las pérdidas materiales se suceden de manera inevitable debido al débil estado en el que se encuentran.

Villarroel dijo que tras la lluvia del miércoles, se acercó a asistir a los vecinos del barrio Juan Manuel de Rosas, donde se encontró con «familias desesperadas intentando salvar lo poco que le quedaba entre la lluvia y el río que cada vez crecía más».

«Al momento que llegamos todas las calles estaban inundadas, rebalsadas de agua y particularmente la corriente del rio ya se había crecido y se había llevado dos viviendas», relató.

«Tenemos que pensar que las familias están viviendo en barrios populares. Lamentablemente, son familias que no acceden a un empleo formal y que viven de changas», agregó Villarroel en FM Aries, donde además declaró que «está situación no es una casualidad».

«Claramente, con este contexto socioeconómico, es muy difícil para una familia poder acceder a reunir los requisitos para acceder a un programa del Estado y conseguir una vivienda social. O adquirir de mano propia alguna vivienda o un terreno», expresó.

Villarroel dio datos «para para tomar dimensión de lo que esto representa»: «En Salta existen alrededor de 154 barrios populares donde habitan más de veinte mil familias. El 60 por ciento se inunda cada vez que llueve y un 23 está a menos de diez metros de un río».