Se trata de la conocida como “Megacausa”, en tanto deberá continuar detenida por otras dos que pesan en su contra.

La noticia en las últimas horas indica que la dirigente social de la Tupac Amaru, Milagro Sala, quedaría libre en lo que respecta a una de las causas judiciales en las que es protagonista. La “Megacausa” en la que se investigaba a 23 personas. Sólo tres quedaban con prisión domiciliaria, entre ellas Sala.

Municipalidad de Salta

La decisión judicial también abarca a Gladis Díaz y Mirta Aizama y establece que deberán prestar “caución juratoria, fijar y mantener domicilio, y permanecer a disposición del Juzgado en lo Penal Económico y Delitos contra la Administración Pública y concurrir a todas las citaciones que se le formulen”.

La decisión de cesar con la domiciliaria la tomó el juez Rodolfo Miguel Fernández, Juez de Control en lo Penal Económico y Delitos Contra la Administración. En diálogo con Canal 7 de Jujuy, el magistrado consideró que su decisión fue un “simple trámite procesal que se da en cualquier proceso”.

“Hay un tiempo razonable, que es de dos años, a fin de que una persona sea privada de su libertad para que se investiguen las conductas delictivas que se le atribuyen. Transcurrido ese plazo sin que hubiese sentencia, condenatoria o absolutoria, deberá ser puesto en libertad”, resaltó Fernández.

Mialgro Sala seguirá con detención domiciliaria debido a su rol en la investigación conocida como “Pibes villeros”. En enero pasado, el Tribunal Superior de Justicia de Jujuy había rechazado un pedido de Sala, y ratificó su condena a 13 años de prisión por esta causa.

Otra que todavía pesa sobre la figura de Sala debe ser resuelta por la Cámara Federal de Salta. Se trata de un expediente de 2009, donde fue condenada por atacar al entonces senado y actual gobernador Gerardo Morales.