Foto: Jan Touzeau - El Tribuno.

Lo aseguró el director Rodrigo Moscoso, que estrenó su nueva película en el BAFICI.

El director salteño Rodrigo Moscoso estrenó su nueva película, Badur Hogar, en el festival de cine independiente de Buenos Aires, BAFICI. Allí presentó una comedia con muchos elementos locales y fue entrevistado por Infobae.

Para Moscoso, la industria cinematográfica salteña “todavía es un deseo”. “Hay muchos que estamos luchando por que se dé una continuidad de producciones en Salta, que les permitan a los técnicos y a la gente que se dedica a esto vivir en Salta. Para que se asiente y se fortalezca falta un poco”.

“Más allá de mi deseo de que funcione y le guste al público, quiero que esta película sea un aporte para este camino, para lograr filmar en Salta más seguido, para que se hagan películas en todas las provincias. Que se vea que se pueden hacer películas de calidad profesional y que cuenten historias que no solo suceden en Buenos Aires”, agregó el cineasta.

El director aseguró que Badur Hogar, su segunda película “es la primera comedia salteña”. “Esta película tiene una doble identidad. Es una historia por ahí universal, que podría transcurrir en cualquier ciudad mediana del mundo -porque es un poquito urbana pero de una ciudad chica-, y por otro lado es muy salteña, porque se habla en salteño, las locaciones son muy salteñas y hay guiños que los van disfrutar más las personas en Salta”, agregó.