“La indignación es política y no social” | Consultor salteño sobre el sorteo de tablets en evento con emprendedores

Lo dijo Benjamín Gebhard. El consultor remarcó que lo ocurrido con Emiliano Durand evidenció que el senador tiene como adversarios políticos a actores políticos y mediáticos que hasta ahora no se habían animado a confrontarlo.

El Director de la Consultora WE analizó hoy el tema que envolvió al senador capitalino que emergió como figura política en las elecciones provinciales del año 2021. Gebhard negó que lo ocurrido sea un escándalo. “No lo es porque tiene un principio, un desarrollo y ahora llega a un final cuando la sociedad y los medios pasan a otro tema. Un escándalo requiere alterar el orden y los valores de una sociedad, con lo cual siempre se van incorporando más elementos y novedades que en este caso no ocurre. Es un tema que se extingue rápido. Tiene impacto más adentro de lo político que dentro de la opinión pública”, dijo el consultor en el programa CUARTO OSCURO de FM La Cuerda (104.5).

Consultado sobre el comportamiento de la clase política salteña ante la situación, Gebhard enmarco la respuesta del siguiente modo: “la indignación es política y no social”, para luego agregar: “la política en Salta se caracteriza por una especulación permanente y por una falta de toma de posición. En este tema puntual determinados actores demostraron que en su momento no tuvieron la valentía y la actitud de discutir con Emiliano Durand y ahora aprovecharon un error o un traspié para hacerlo. Tanto dentro del oficialismo, como en la oposición y en algunos grupos mediáticos, determinados actores dejaron ver que su postura con respecto a Durand era la de tenerlo como adversario, pero en la previa de esto – tal vez por la imagen positiva o el éxito electoral del senador – no se atrevían a confrontarlo. Con lo cual, otra vez dejan ver esa vocación para la especulación”, remarcó.

Puesto a opinar sobre la reacción del senador ante lo sucedido, el consultor manifestó que “en estos casos el silencio también es comunicación. Creo que tanto la reacción de Durand como la del gobernador fue la de no confrontar, aunque el mandatario ante consulta puntual redobló la apuesta al resaltar que la intención nunca fue ir contra del sentido original de la política pública de entregas de tablets. Me pareció correcto no entrar en discusión con los actores que cuestionaron y tener un mensaje breve”, reflexionó.

Finalmente, Gebhard dijo no creer que lo sucedido impacte negativamente en la imagen de Emiliano Durand. “Por lo que decía al principio, pero también porque su imagen positiva no tiene que ver solo con que su cara esté en un cartel sino con otros condimentos que sostienen su imagen positiva. La gente que apoyaba a Emiliano Durand lo seguirá eligiendo. Como mucho interpreta que se trata de un traspié”, concluyó.