Los datos recientes son comparables con los del fin del menemismo.

Un informe de la UCA publicado la semana pasada asegura que el 51,7 por ciento de los niños argentinos son pobres. El dato muestra las durísimas consecuencias de la crisis económica actual. Pero el dato no es algo inédito.

Hace veinte años, el 8 de junio de 1999, el gobierno nacional que lideraba Carlos Menem reconocía que 4,5 millones de niños menores de 14 años eran pobres, era casi la mitad de los chicos argentinos.

La tapa de Clarín del martes 8 de junio de 1999.

Clarín informaba en ese momento que el ingreso de las familias de esos chicos no superaba los 355 pesos mensuales por lo que cada uno de los niños contaba con 2,20 por día.

El informe del Barómetro de Deuda Social de la Infancia de la UCA expone además que, de los 51,7 por ciento de los adolescentes y niños que viven en la pobreza, un 10,2 de ellos son indigentes.

Te puede interesar: 

Informe de la UCA | La pobreza infantil afecta al 51,7% de los niños y adolescentes del país