La gran familia judicial salteña | Sonia Escudero habló sobre el juez que la denunció por criticarlo en su libro

La convencional constituyente electa fue consultada por la demanda que realizara en su contra un magistrado local. Escudero habló de las dificultades para hallar un juez independiente en un ámbito donde priman familiares y amigos.

El 6 de agosto pasado se conoció que el juez Luciano Martini solicitó embargarle todos los bienes a la autora del libro “Víctimas de la Justicia patriarcal”. Allí Escudero criticó el trabajo del magistrado en el caso de las turistas francesas. Aquella vez, Sonia Escudero enfatizó que el magistrado incurría en “una clara maniobra de amedrentamiento para intentar callar mi voz crítica frente a cuestiones vinculadas al funcionamiento judicial (…) El juez denunciante ha solicitado una indemnización de cinco millones de pesos más el embargo de todos mis bienes y la prohibición de salir del país”.

Ayer Escudero volvió a referirse al tema en el programa CUARTO OSCURO (FM La Cuerda 104.5) cuando fue consultada al respecto mientras analizaba la convocatoria a la sesión inaugural para la reforma de la constitución el próximo 30 de septiembre. “La acción sigue, pero todavía no hay juez competente. Es muy difícil encontrar un juez imparcial cuando el que demanda es un juez cuyo menor es el Presidente de la Corte que tiene poder disciplinario sobre los jueces, preside el Jurado de Enjuiciamiento que puede destituir a los magistrados, administra el Poder Judicial y decide con qué recursos materiales y humanos cuenta cada juez, o tiene poderes de superintendencia. O sea, es muy difícil encontrar un juez imparcial dentro del Poder Judicial mientras el Dr. Catalano presida la Corte de Justicia”, dijo la convencional constituyente electa.

Eso no fue todo. Escudero recordó los vínculos del magistrado que la denunció con otros miembros de la Justicia. “La madre del juez que me denuncia preside el Consejo de la Magistratura, es decir todos aquellos que tienen interés en ingresar al Poder Judicial o quieren ascender dentro de ese poder dependen de la voluntad de la madre. Además, la esposa del juez también es secretaria de la Corte de Justicia; y la hermana del juez denunciante es psicóloga laboral del Poder Judicial: examina si los candidatos a jueces o a ascensos están en condiciones psíquicas para realizar la función. O sea: es muy complicado en este esquema de familiares, parientes y amigos encontrar un juez independiente”, concluyó.