Captura de pantalla del índice de documentos filtrados. (Foto: Streemit.com)

A pocas horas del golpe electoral recibido por el macrismo, ahora el Ministerio de Seguridad recibe una cachetada cibernética. Miles de archivos confidenciales se filtraron en la web.

En las últimas horas se supo de un nuevo hackeo a las fuerzas del orden nacionales. El usuario de Twitter LaGorraLeaks2.0 compartió los links y la descripción de lo que sería una segunda embestida cibernética.

En un sitio web con más información, incluso una especie de manifiesto en el que cuestiona el papel de la policía en la vida cotidiana de las personas, este usuario asume haber tenido acceso a varios correos electrónicos del Ministerio de Seguridad de la Nación además de hackear la cuenta de Twitter de la ministra Patricia Bullrich en 2017. Precisamente la publicación de los mails de varias fuerzas se conoció como “La gorra leaks”. Hoy un nuevo episodio desnuda la inutilidad del ministerio comandado por “La Pato” en materia de ciberseguridad.

“Estos meses he estado espiando la red de la PFA (computadoras, servidores, correos electrónicos, etc) gracias a los accesos concedidos por su personal altamente capacitado en seguridad informática”, asegura el hacker en su web. Además postula que en los 700 gigabytes de data filtrada hay información personal de la Federal y Policía de la Ciudad (Buenos Aires), datos personales, bancarios, huellas digitales, 5 Gb de escuchas telefónicas. Incluso hay medios que aseguran que “básicamente se filtró absolutamente toda la información de la Policía Federal Argentina y de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires”.

Para acceder a la información se debe ingresar mediante el programa Tor a la Deep Web, también conocida como Red Oculta.