Ocurre a días de que el presidente brasileño hablara de la necesidad de que las empresas no paguen sueldos a sus empleados y que el ministro de Economía salteño asegurara que es la discusión que se viene.

“El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, había anunciado la autorización a las empresas a no pagar sueldos por cuatro meses a sus empleados, finalmente dio marcha atrás, pero puso en la mesa una discusión que se va a tener que dar en el futuro”, así de brutal fue la referencia del ministro de Economía de Salta, Roberto Dib Ashur, en una entrevista al diario El Tribuno publicada el martes 24 de marzo.

Ese futuro ya empieza a llegar a Salta. Y es que 400 trabajadores de la obra del ramal C18 en Joaquín V. González, se enteraron de dos pésimas noticias: que los trabajos se paralizaban y que ellos quedaban suspendidos sin goce de haberes.

La paralización fue ordenada por la fiscal Yonny Zigarán en el marco de la emergencia sanitaria, a pesar de que dentro del Decreto Nacional se estableció que los trabajadores de la obra pública quedaban exceptuados. Ante ello, la empresa constructora decidió suspender al personal sin goce de sueldo.

El secretario general de la Uocra, Rubén Aguilar, se mostró angustiado en FM Profesional por la situación y aclaró que por la paralización de la obra más de 400 trabajadores fueron suspendidos por la empresa constructora sin goce de sueldo. El ramal C18 es una obra que comienza en Talavera y termina en Pichanal, por lo que el daño económico para la población es muy grande.

Aguilar explicó que cobraron la quincena la semana pasada pero ya no recibirán más dinero porque no están trabajando al igual que ocho mil personas más en toda la provincia que quedaron sin la posibilidad de continuar sus tareas laborales y recibir la remuneración correspondiente.