Un sondeo privado calibró la imagen de los políticos antes y después de la elección presidencial del 27 de octubre. Roberto Lavagna dio un salto mayor al de Cristina, Alberto y Axel Kicillof, quienes también crecieron.

Desde principios de 2018 hasta bien entrado 2019, el compañero de fórmula de Juan Manuel Urtubey aparecía como el dirigente con mejor imagen. Y aunque entre mayo y agosto de éste año esa imagen cayó, pronto los números comenzaron a mejorar sin que ello redundara en votos efectivos que fueron pocos en las PASO de agosto y menos aún en las generales del 27 de octubre. “Sus magros 6 puntos y pico en la presidencial lo dejaron como el segundo peor tercero desde la vuelta de la democracia”, analizó Clarín.

Lo curioso es que tras esas elecciones Lavagna volvió al tope del ranking que elaboran las consultoras D’Alessio IROL – Berensztein. “La mirada positiva que volvieron a tener los argentinos sobre el ex ministro parece ratificar una hipótesis: valoran su recorrido, pero lo descartan cuando se mezcla en la interna peronista”, enfatiza el medio citado tras analizar el relevamiento nacional, online, de 1.038 casos que mostró una cifra asombrosa: los 36 puntos de imagen positiva de Lavagna en mayo, se convirtieron en 57 al final de octubre.

Más lógico es el ascenso en el ranking de imágenes del presidente electo Alberto Fernández: quedó segundo con 52% de ponderación positiva, contras los 38 puntos de mayo. Con Lavagna, son los únicos que pasan el emblemático umbral de los 50. La ex presidenta también creció, pero menos: de 35 a 39 puntos. Otro kirchnerista que pegó un salto importante, tanto como para quedar tercero en la tabla, fue el futuro gobernador bonaerense Axel Kicillof: su imagen positiva pasó de 39 a 47 puntos entre mayo y octubre. También creció Sergio Massa: cuando arrancó la campaña estaba en 11% y ahora subió a 25%.

Del otro lado de la grieta, una de las más golpeadas es María Eugenia Vidal: en mayo tenía 51 puntos y lideraba el ranking, pero ahora bajó a 46. Salió del top 3 y la pasó Kicillof, Macri repite números en mayo y octubre: 37%., lejos de los 50 y pico que supo tener entre fines de 2017 y principios de 2018, pero un poco mejor del piso que había tocado en el último abril, con 31%. El que salva la ropa en el macrismo es Horacio Rodríguez Larreta. El jefe de Gobierno porteño que logró la reelección estaba en 40% de imagen positiva en mayo y pasó a 46% en octubre.