No hay venta de insumos y los panaderos aseguran que no pueden producir.

A raíz de la fuerte devaluación y la posterior incertidumbre cambiaria la economía argentina vive momentos de total expectativa. Todo puede ser peor y nadie quiere arriesgar. Eso perjudica el movimiento de las distintas industrias. Una de ellas, la panadera, que está paralizada por la falta de insumos.

Así lo comunicó la Cámara de Panadería de la provincia. Su tesorero, Daniel Romano, dijo que los proveedores tienen suspendidas las ventas de insumos por lo que las panaderías no podrán producir más allá de hoy y mañana.

Según informó FM Profesional, algunos proveedores venden sin cobrar por la falta de un precio fijo del dólar.

La emisora agregó que actualmente los molinos no tienen precios y tampoco están entregando sus productos y la bolsa de harina subiría más del 30 por ciento.