La comunidad judía celebra el año 5783 con la salida de la primera estrella del domingo 25 de septiembre

En ese momento comenzara la celebración del Rosh Hashaná, el Año Nuevo Judío. Tras dos años de pandemia en los que las reuniones familiares estuvieron restringidas o no podían realizarse, esta vez habrá encuentros presenciales.

“Rosh Hashaná se extenderá hasta el atardecer del martes 26 de septiembre. Durante esos días, se dedican momentos especiales a la meditación y a la introspección, para trazar un balance del comportamiento que se tuvo durante el año saliente y prepararse espiritualmente para recibir el nuevo año” destaca el comunicado difundido por la AMIA.

En un brindis realizado anoche en el Hotel Sheraton de Retiro, Amos Linetzky, presidente de AMIA, hablo al respecto. “El domingo a la noche es la primera noche de Rosh Hashaná y una costumbre especial que tenemos, antes de la cena, es que solemos compartir alimentos que son simbólicos, que expresan de alguna forma -por su significado o por el gusto que tienen-, los deseos que tenemos para el año entrante, entre ellos, las manzanas y la miel”.

Entre los platos tradicionales también se encuentra la Jalá Agulá (pan redondo) que simboliza el ciclo que representa el comienzo de un año nuevo, y a su vez, el concepto cíclico del tiempo y la vida. También es un clásico de la cocina judía para esta festividad el pescado, que se prepara como Guefilte Fish.